Beneficios para el crecimiento
En todas las edades, cuando dormimos mejor, nos desarrollamos mejor. La hormona de crecimiento, una proteína producida por la glándula hipófisis, tiene su punto máximo de liberación durante la noche. Así, permite no sólo que los niños lleguen a la talla apropiada, sino también que los adultos mantengan regulado su metabolismo.

Beneficios para controlar la Diabetes
Después de un buen descanso, los esfuerzos a los que sometemos a la vista durante el día se recuperan durante la noche debido a la regeneración de la rodopsina, la proteína fotorreceptora que se encuentra en la retina y permite que veamos en condiciones de baja luminosidad. Las personas que sufren diabetes tienen en el sueño un gran aliado: el dormir bien ayuda a controlar la diabetes tipo 2 ya que aumentan los niveles de azúcar en sangre.

Color de piel y ojeras
Pero no sólo la salud física se beneficia con el buen descanso: es en nuestra piel, sobre todo la del rostro, donde se refleja con mayor claridad el paso del tiempo y el cansancio. Dormir de forma adecuada permite que recupere la frescura y el buen tono, además de aliviar las ojeras.

Obesidad y acumuación de grasas
Algunas investigaciones médicas relacionan la obesidad con los trastornos del sueño ya que un cuerpo que no descansa lo suficiente presenta una tendencia a acumular grasas.
Además, quienes están realizando dietas para bajar de peso encuentran en el dormir un aliado, pues los niveles de grelina, hormona que favorece la acumulación de grasa abdominal y aumenta el apetito, disminuyen por la noche.

Es bueno saberlo
Finalmente, una persona que duerme bien es más sana y más fuerte pero también es más saludable emocionalmente

La Respiración
Al hacerse más lenta y profunda la respiración nuestras células se oxigenan de forma completa, lo que se traduce en una mente más atenta. El corazón tampoco queda afuera de los beneficios: al trabajar más pausado, la circulación sanguínea se hace más fluida y baja la presión arterial, logrando así la prevención de enfermedades cardiovasculares.

DEJÁ TU COMENTARIO