Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continuás navegando, consideramos que aceptás su uso. Para más información ingresá en "Política de Cookies"

logo recetas
Filtrar por:

Ocasión

AlmuerzoCenaDesayuno/BrunchEntradasFechas especialesHora del téPara picar con amigosPostres

Categoría

Carnes BlancasCarnes RojasCelíacosDiabéticosDulceEnsaladasPastasPasteleríaSaladaTortasTragos & LicuadosVeggie

Nivel de Dificultad

ElaboradaFácilMedia

Bocaditos de coco

Puntaje

Puntaje de esta receta

Preparación

  1. Batir las claras a nieve y agregar poco a poco el azúcar en forma de lluvia hasta obtener un merengue consistente.

  2. Añadir la Leche Condensada Nestlé y el coco rallado y unir bien.

  3. Colocar en una manga con boquilla lisa y formar los bocaditos sobre una placa tapizada con papel manteca enmantecado y espolvoreado con coco.

  4. Cocinar en horno precalentado a temperatura media (180 ºC) de 10 a 15 minutos hasta que estén dorados pero suaves por dentro. Dejar enfriar sobre una placa y desprender con cuidado.

  5. TIP: Para una merienda especial, acompañar 2 cookies pequeñas con un vaso de leche es una buena opción para los niños. Es un hábito saludable incluir una porción de lácteos en el desayuno y la merienda. Aportan nutrientes fundamentales para el crecimiento y desarrollo.

Preparación

  1. Batir las claras a nieve y agregar poco a poco el azúcar en forma de lluvia hasta obtener un merengue consistente.

  2. Añadir la Leche Condensada Nestlé y el coco rallado y unir bien.

  3. Colocar en una manga con boquilla lisa y formar los bocaditos sobre una placa tapizada con papel manteca enmantecado y espolvoreado con coco.

  4. Cocinar en horno precalentado a temperatura media (180 ºC) de 10 a 15 minutos hasta que estén dorados pero suaves por dentro. Dejar enfriar sobre una placa y desprender con cuidado.

  5. TIP: Para una merienda especial, acompañar 2 cookies pequeñas con un vaso de leche es una buena opción para los niños. Es un hábito saludable incluir una porción de lácteos en el desayuno y la merienda. Aportan nutrientes fundamentales para el crecimiento y desarrollo.