15 segundos que salvan vidas: un correcto lavado de manos | Nestlé Argentina



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continuás navegando, consideramos que aceptás su uso. Para más información ingresá en "Política de Cookies"

Registrate Registrate

Programa Niños Saludables title niños saludables

15 segundos que salvan vidas: un correcto lavado de manos

Algo tan simple como un lavado de manos, puede salvar vidas. Se trata de un hábito de higiene y salud que muchos adultos conocen pero que, en la vida diaria, no llevan a la práctica. Este artículo pretende recordar la importancia del correcto lavado de manos como el hábito más sencillo y efectivo en la prevención de la transmisión de infecciones.

¿Por qué es importante lavarse las manos?

La mayoría de nuestras acciones diarias implican el uso de nuestras manos. Las usamos para agarrar elementos, para manejar, para saludarnos, para vestirnos… En todas esas acciones, las manos van incorporando pequeños microorganismos del medio ambiente; se van contaminando.

El lavado de manos es la manera más eficaz de evitar la transmisión de infecciones porque evita el pasaje de gérmenes y bacterias.

¿Cuándo hay que lavarse las manos?

  • Después de ir el baño, de sonarse o limpiarse la nariz.
  • Antes de comer y de cocinar.
  • Antes y después del contacto con personas enfermas
  • Antes de cambiar un pañal.
  • Al ingresar desde la calle a un lugar.

¿Cómo hay que lavarse las manos?

Tomarse entre 15 y 20 segundos para realizar los pasos indicados a continuación.

1. Abrir la canilla.

2. Mojar las manos y muñecas.

3. Cerrar la canilla para optimizar el recurso del agua.

4. Aplicar jabón.

5. Frotarse las manos (asegurarse de haber lavado todas las áreas apropiadamente).

a. Pasar la mano derecha sobre la izquierda y luego la izquierda sobre la derecha: palma y dorso.
b. Frotar los dedos entrelazados.
c. Pasar la punta de los dedos de una mano contra la punta de los dedos de la otra.
d. Rotar el dedo gordo de la mano derecha con ayuda del puño cerrado de la mano izquierda y viceversa.
e. Frotar las muñecas de ambas manos.

6. Abrir la canilla.

7. Lavarse con abundante agua hasta remover el jabón.

8. Cerrar la canilla.

 

PARA LOS MÁS PEQUEÑOS: Una canción para lavarse las manos

Una estrategia para garantizar que los niños se tomen el tiempo para realizar un correcto lavado de manos es enseñarles una canción o juego que dure entre 15 y 20 segundos. De esta manera, ellos podrán calcular el tiempo necesario para garantizar la higiene de sus manos. Ejemplos: cantar el “Feliz Cumpleaños” o el “Payaso Plimplim”; decir la formación de un equipo de fútbol, etc.

Y por supuesto, es fundamental educar con el ejemplo: incorporar el hábito del lavado de manos antes de una comida familiar para que los niños vean a los adultos realizándolo y así los imiten.