¡Ideas para ponerte en movimiento! | Nestlé Argentina


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continuás navegando, consideramos que aceptás su uso. Para más información ingresá en "Política de Cookies"


¡Ideas para ponerte en movimiento!

Una correcta alimentación e hidratación sirve para lograr un rendimiento óptimo, mejora la resistencia física y permite optimizar el desempeño dentro de las limitaciones naturales de cada individuo y de acuerdo a cada plan de entrenamiento. Utilizar ropa y calzado adecuado.

Compartimos algunas ideas para que te pongas en movimiento:

• Dentro o fuera de casa, caminar con buen ritmo entre 15 a 30 minutos diarios.

• En farmacias y casas de deporte podemos adquirir el cuentapasos, que es un contador de los pasos diarios que damos al caminar o correr acorde al movimiento de la cintura, de 5000 a 6000 pasos al día para tener una rutina activa y mayor a 10000, más una alimentación adecuada para aumentar el gasto energético y bajar de peso.

• Andar en bicicleta, fija o de paseo
• Subir y bajar las escaleras
• Bailar
• Trabajar los brazos con mancuernas o algún peso (rellenar botellitas de agua con arena)
• También suman las actividades del hogar
• Hacer las camas, limpiar, arreglar el jardín, lavar el auto, hacer las compras a pie son todas actividades valiosas a la hora de moverse.

• También en gimnasio podremos realizar actividades guiadas y supervisadas por profesionales:
• Pilates, natación, gimnasia en el agua, yoga, clases de esferodinamia, spinning, gimnasia aeróbica o localizada, con aparatos, boxeo, clases de relajación y flexibilidad.

Los buenos hábitos, si se aprenden e incorporan desde chicos, nos acompañarán a lo largo de los años con mayor facilidad. Podremos disfrutar de sus beneficios como algo cotidiano y natural.

  • Marchar, saltar, trepar y bailar. Juegos, ejercicios de psicomotricidad que involucran la coordinación, el ritmo, el equilibrio y el uso del espacio, ejemplos de actividades en edades muy tempranas.
  • Cuando crecen, pedirles colaboración en las actividades del hogar (poner la mesa, hacerse su cama), lavar el auto, pasear al perro, acompañarnos a hacer las compras.
  • Ir con ellos a la plaza, saltar a la soga, jugar a la pelota, a la paleta, la mancha, escondidas, andar en bicicleta etc. Todas oportunidades de interactuar con pares y familia a la vez de estar al aire libre.
  • Acompañándolos a practicar algún deporte de manera regular: artes marciales, tennis, rugby, básquet, natación, football, danza, hockey, gimnasia artística. 
  •  Limitando el tiempo frente al televisor y los videojuegos se previene el sedentarismo.
  • Educar con el ejemplo: con el tiempo, los niños tienden a imitar conductas y hábitos de padres y cuidadores. Es decir que podemos transmitir el amor hacia el deporte y la vida activa por parte de nuestros hijos a través de nuestra práctica.“Lo más importante es que el niño disfrute de la actividad que realiza”