Rissotto de espinaca | Recetas de Viví Nestlé



Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continuás navegando, consideramos que aceptás su uso. Para más información ingresá en "Política de Cookies"

logo recetas
Filtrar por:

Ocasión

AlmuerzoCenaDesayuno/BrunchEntradasFechas especialesHora del téPara picar con amigosPostres

Categoría

Carnes BlancasCarnes RojasCelíacosDulceEnsaladasPastasPasteleríaSaladaTortasTragos & LicuadosVeggie

Nivel de Dificultad

ElaboradaFácilMedia

Rissotto de espinaca

Puntaje

Puntaje de esta receta

Rissotto de espinaca | Nestlé

Preparación

  1. En una licuadora procesar la espinaca con el litro de Caldo de Verduras Maggi bien caliente, para que afloje la espinaca. Reservar en un bol.

  2. En una olla colocar el aceite y la cebolla cortada en brunoise. Una vez que la cebolla esté transparente, agregar el arroz, nacarar y salpimentar.

  3. Incorporar el vino blanco, dejar que evapore el alcohol durante unos 2 minutos.

  4. Con un cucharón, verter el caldo licuado con la espinaca hasta cubrir, revolviendo constantemente hasta que se absorba el líquido, y luego volver a agregar caldo varias veces, revolviendo siempre hasta que el risotto esté listo.

  5. Por último agregar la manteca fría, el queso parmesano y apagar el fuego; revolver hasta integrar y servir.

  6. TIP: Este risotto resulta tan sabroso que no requiere agregar sal. Acompañalo con algunos vegetales frescos y elegí tomar agua en tus comidas. Incluir variedad de alimentos en la porción adecuada todos los días es una hábito muy saludable.

Preparación

  1. En una licuadora procesar la espinaca con el litro de Caldo de Verduras Maggi bien caliente, para que afloje la espinaca. Reservar en un bol.

  2. En una olla colocar el aceite y la cebolla cortada en brunoise. Una vez que la cebolla esté transparente, agregar el arroz, nacarar y salpimentar.

  3. Incorporar el vino blanco, dejar que evapore el alcohol durante unos 2 minutos.

  4. Con un cucharón, verter el caldo licuado con la espinaca hasta cubrir, revolviendo constantemente hasta que se absorba el líquido, y luego volver a agregar caldo varias veces, revolviendo siempre hasta que el risotto esté listo.

  5. Por último agregar la manteca fría, el queso parmesano y apagar el fuego; revolver hasta integrar y servir.

  6. TIP: Este risotto resulta tan sabroso que no requiere agregar sal. Acompañalo con algunos vegetales frescos y elegí tomar agua en tus comidas. Incluir variedad de alimentos en la porción adecuada todos los días es una hábito muy saludable.